ColagenoPlus

COLÁGENO PLUS 60 cápsulas

COLÁGENO HIDROLIZADO + ÁCIDO HIALURÓNICO
El aporte de Colágeno + Hialurónico forman un tándem con un probado efecto sobre la protección de las articulaciones, manteniendo la flexibilidad y lubricación de las mismas y favoreciendo la conservación del cartílago.
El colágeno y el ácido hialurónico son moléculas que se encuentran en los huesos, los tendones, los ligamentos, la piel y los cartílagos. Es posible obtenerlos a partir de una dieta que contenga tejidos animales ricos en colágeno y ácido hialurónico.

El Colágeno es la proteína más abundante que hay en el cuerpo humano, siendo el constituyente esencial de huesos, tendones, ligamentos, articulaciones, cartílagos, así como, principal factor de la firmeza de la piel.
Contribuye a la regeneración natural de tejidos, especialmente, cartílagos, tendones y huesos. Contribuye a mejorar la movilidad de las articulaciones y las mantiene en perfecto estado de salud. Previene lesiones deportivas, como tendinitis y distensiones y favorece su recuperación. Contribuye a reducir el dolor en personas de avanzada edad y aquellos que realizan ejercicio físico.
Mejora el aspecto de la piel, de las uñas y del cabello.
Composición de aminoácidos:

El Ácido Hialurónico es un polisacárido del tipo de Glycosaminglicanos (GAGs).
Se encuentra de forma natural en la piel, cartílagos y articulaciones.
Actúa en las articulaciones como lubricante para los cartílagos y los ligamentos así como ejerciendo un efecto protector frente a las fuerzas mecánicas.
El líquido sinovial de las articulaciones afectadas por la artritis es menos viscoso y elástico que en las articulaciones sanas.
Estimula la producción de colágeno, que es el principal componente del cartílago.
El aporte de ácido hialurónico en la articulación permite recuperar la viscosidad y la elasticidad, así como disminuir el dolor y mejorar la movilidad de la articulación.

El Cartílago de tiburón es efectivo por ser un antiinflamatorio muy activo, además de destruir los diminutos y anormales vasos sanguíneos que se suelen formar al aparecer la condición artrítica. Expertos clínicos señalan que estos vasos son los responsables del dolor agudo y la rigidez. Las cápsulas de cartílago de tiburón han probado ser efectivas en un 70% de los casos de artritis y en un 60% de los de reumatismo.
El cartílago de tiburón está formado por largas cuerdas de tejido conectivo resistente y elástico. Las investigaciones realizadas indican que, a diferencia de los mamíferos y de casi todos los pescados de esqueleto óseo, los tiburones tienen menos tendencia a ser dañados por los radicales libres, mutágenos, contaminantes y por otros factores que debilitan el sistema de defensas.
Al completar la dieta con cartílago de tiburón introducimos concentraciones adecuadas de glucosaminoglicanos y una importante macroproteína.
Según las investigaciones llevadas a cabo, se ha demostrado que al envejecer estas sustancias pueden encontrarse anormalmente formadas o incompletas. Se sabe que estas sustancias llegan hasta las membranas sinoviales de las articulaciones.
Con el paso de los años, gran parte de la amortiguación natural del cartílago empieza a deteriorarse.
Con Herbasol Colágeno plus, introducimos en nuestro cuerpo bloques constructores de cartílago los cuales ayudan a proteger las articulaciones contra desgastes posteriores. De ahí la importancia en todas las enfermedades relacionadas con una degeneración ósea (reuma, artritis, artrosis, osteoporosis, etc.).

La Glucosamina es una de las sustancias más estudiadas últimamente. Sus grandes cualidades nutricionales para el mejoramiento de la calidad de vida del ser humano la han convertido en uno de los suplementos alimenticios más importantes de esta década.
Se trata de un nutriente que se encuentra en forma abundante en el cuerpo humano, su molécula está integrada por la combinación de un azúcar (glucosa), de aquí la primera parte de su nombre, y un amino proveniente de la glutamina. Existen tres formas químicas de GLUCOSAMINA: hidrocloro o Glucosamina HCL, Glucosamina Sulfato y N-acetil-glucosamina.
Las tres moléculas son igualmente asimiladas y proporcionan los mismos beneficios, sin embargo la mayor cantidad de estudios han sido orientados hacia la forma Sulfato, razón por la que es más utilizada comercialmente.
Pero la glucosamina puede alterar la regulación de la glucosa y la sensibilidad a la insulina. En consecuencia, las personas con diabetes que tomen glucosamina deben controlar más a menudo su concentración sanguínea de glucosa.
La glucosamina está involucrada en la formación de uñas, tendones, piel, ojos, huesos, ligamentos, cartílagos y válvulas del corazón. Es una sustancia que se produce de manera natural en nuestro cuerpo pero con el paso de los años, al igual que muchas funciones orgánicas, disminuye provocando que se presenten deficiencias en el funcionamiento de nuestro cuerpo, sobre todo a nivel articular.
Una de las consecuencias de la disminución de glucosamina presente en nuestro sistema es la aparición de osteoartritis que involucra la degeneración del cartílago. La glucosamina es un tratamiento recomendable para combatir la causa fundamental del proceso degenerativo osteoarticular.
Esta enfermedad ataca dos veces más a las mujeres que a los hombres, afectando principalmente a rodillas, cadera, espina, dedos y en general todas las articulaciones. La osteoartritis es el resultado del deterioro y finalmente el rompimiento del cartílago debido principalmente a la pérdida de los proteoglicanos. El cartílago articular funciona como un amortiguador de la fricción entre terminales óseas y debe ser reparado constantemente, debido a su ubicación y el constante desgaste al que se expone, cuando este proceso se interrumpe se inician procesos inflamatorios y dolor en las articulaciones.
El tejido conectivo está construido principalmente por células, fibras y Proteoglicanos cuya síntesis se logra en presencia de glucosamina y algunos tipos de proteínas.

El metilsulfonilmetano (MSM) es un compuesto orgánico azufrado, participa en la síntesis del cartílago y ayuda a disminuir la rigidez articular.
El metilsulfonilmetano se encuentra en forma natural en los alimentos de todos los vertebrados. La leche es una de las fuentes más ricas de MSM. La importancia del consumo de suplementos que contengan esta sustancia, se debe al hecho de que su grado de asimilación puede variar entre las distintas fuentes e incluso puede no cubrir los requerimientos del cuerpo. Además, en ocasiones la cantidad de azufre puede disminuir durante el procesamiento de los alimentos.
La evidencia científica indica que el azufre es necesario para la formación y mantenimiento del tejido conectivo y para lubricar las articulaciones. Por tal motivo, el MSM ha sido incorporado en el HERBASOL COLÁGENO PLUS para el tratamiento de la artritis y ayudar a reconstituir la concentración de azufre promoviendo la regeneración del cartílago articular.

La Vitamina C es necesaria para la absorción del hierro. Recordando que la Vitamina C juega un papel fundamental en la formación del colágeno, sustancia que interviene en el crecimiento y regeneración de células, tejidos corporales, encías, vasos sanguíneos y huesos. Ayuda a la prevención de muchas infecciones virales y bacterianas y en general aumenta la eficacia del sistema inmunitario.
La Vitamina C tiene por sí misma una acción tonificante. Es un antioxidante hidrosoluble que no puede ser sintetizado por el ser humano a partir de la glucosa, al carecer de la enzima necesaria para convertir la L-gulonolactona en ácido L-ascórbico.
Hay que tener en cuenta que la Vitamina C se gasta rápidamente en las situaciones de estrés. Se ha observado recientemente, que está implicada en la respuesta inmune, reacciones alérgicas y sobre las funciones leucocitarias.
Se trata de un compuesto de óxidorreducción típico, que reacciona directamente con especies tóxicas de oxígeno, las cuales pueden tener implicaciones en los procesos de carcinogénesis y arteriosclerosis. Forma parte pues, de un complejo sistema orgánico de defensa frente a estas especies o radicales tóxicos, comportándose como un agente antioxidante de primera línea.
Podemos afirmar que la Vitamina C tiene múltiples propiedades beneficiosas, dado las diversas funciones que dicha vitamina tiene en nuestro organismo:
 Favorece la cicatrización de las heridas, ya que participa en la formación del colágeno (sustancia de origen proteico, presente en el tejido conjuntivo).
 Tiene una función antioxidante, ya que retrasa el envejecimiento celular y participa con carácter protector en los procesos de oxidación de las células, defendiéndolas de los efectos nocivos de los radicales libres.
Aumenta las defensas del organismo, ya que participa en la migración de los leucocitos (glóbulos blancos).
Participa en la absorción del hierro y en la síntesis y metabolismo de ciertos aminoácidos (tirosina, fenilalanina).
Aumenta la elasticidad venosa, por lo que está muy indicada en personas con problemas vasculares y con fragilidad capilar, a las que con facilidad se les forman hematomas.
Es aconsejable en personas que tomen alcohol y fumadores habituales por su efecto antioxidante, así como en mujeres que tomen anticonceptivos orales.

Ingredientes

Colágeno hidrolizado ........... ....................................................... 280 mg
Cartílago de tiburón ...................................................................... 100 mg
Glucosamina sulfato ..................................................................... 100 mg
MSM (Metil sulfonil metano) ...................................................... 100 mg
Vitamina C ...................................................................................... 20 mg
Ácido hialurónico ............................................................................. 3 mg
Excipientes: Goma guar (compactante) y Magnesio estearato (antiaglomerante)

Presentación

Envase con 60 cápsulas de 775 mg.

Laboratorio

Robis

Modo de empleo

Tomar 3 cápsulas diarias ingeridas con una cantidad suficiente de agua.
Puede tomarlo independientemente de las comidas, pero si presenta molestias en el estómago deberá tomarlo después de las comidas. Las cápsulas deben ser tragadas sin masticar junto con un vaso de agua.
El consumo recomendado es de tres meses, seguido de un mes de descanso.

Precauciones de uso

No recomendado en personas con enfermedades del hígado, riñón o corazón, diabéticos, niños, embarazo y lactancia.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies